mobile header
18 September 2019 Día Mundial sin Automóvil: el centro de Londres estará cerrado y albergará una gran celebración

El domingo 22 de septiembre, las carreteras alrededor del centro de Londres se cerrarán en un esfuerzo por abordar el desafío de la contaminación del aire en la ciudad.

Reportajes

El domingo 22 de septiembre, las carreteras alrededor del centro de Londres se cerrarán en un esfuerzo por abordar el desafío de la contaminación del aire en la ciudad.

La mala calidad del aire mata a 7 millones de personas cada año y dos millones más viven en áreas donde los niveles de polución están por encima del límite establecido por la Organización Mundial de la Salud. Es por eso que el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha decidido organizar la celebración del Día Mundial sin Automóvil más grande que ha vivido su ciudad.

"La contaminación del aire se ha convertido en un asesino silencioso en todo el mundo", dice Khan, haciéndose eco de la Organización Mundial de la Salud, que considera este problema como una emergencia de salud pública mundial.

"Esto no es simplemente retórica, sino una realidad ineludible respaldada por datos devastadores y que exige una acción urgente de parte de los líderes políticos".

El domingo, se cerrarán 20 km de carreteras en el centro de la ciudad de Londres. Además, 18 distritos albergarán celebraciones locales y cientos de actividades se realizarán en las calles cerradas. Se espera que más de 150.000 londinenses se unan en un esfuerzo por estrechar las relaciones entra las comunidades, y crear más espacio de juego para los niños y una visión positiva de un futuro más saludable y sostenible.

La contaminación del aire urbano aumenta a un ritmo de 8% cada cinco años. 95% de las ciudades a nivel global no cumplen con las pautas de la Organización Mundial de la Salud.

"Este también es un problema de justicia social, ya que las personas más pobres sufren los peores impactos de la contaminación del aire, a pesar de conducir la menor cantidad de automóviles", dijo Khan.

El impacto de la contaminación del aire va más allá de la salud humana y la desigualdad, y tiene efectos perjudiciales en nuestra economía, la seguridad alimentaria y la crisis climática.

Grandes urbes como Londres están introduciendo regulaciones estrictas para limitar los niveles de contaminación del aire. A principios de este año, Seúl, en Corea del Sur, introdujo una nueva legislación que obliga a cada aula escolar a tener un purificador de aire, y Santiago de Chile sacó a la calle una flotilla de 200 autobuses eléctricos como parte de sus planes para electrificar el sistema de transporte público.

En abril, Londres designó al centro de su ciudad como una zona de emisiones ultrabajas, una medida única en el mundo que fue anunciada como parte de las celebraciones del Día Mundial sin Automóvil. Esto significa que los vehículos que ingresan al centro urbano deben cumplir con los estándares de emisiones más estrictos de cualquier ciudad global.

Helena Molin Valdés, jefa de la Secretaría de la Coalición Clima y Aire Limpio, dijo que los esfuerzos para reducir la contaminación en las ciudades a través del uso de autobuses más limpios y opciones de transporte no motorizado tienen beneficios inmediatos y a largo plazo.

“Las zonas de emisiones ultrabajas y las inversiones en tecnología limpia de transporte público brindan beneficios públicos a gran escala, como una mejor calidad del aire, más salud y ciudades amigables para los peatones. Estos esfuerzos también tienen efectos positivos, rápidos y duraderos para el clima, ya que reducen las emisiones de dióxido de carbono y de contaminantes con un elevado potencial de calentamiento, como el carbono negro", explicó Molin Valdés.

Londres, Seúl y Santiago forman parte de la red Respira La Vida, que lucha contra la contaminación del aire en zonas urbanas. La red consta hasta ahora de 63 ciudades, regiones y países que se han comprometido a implementar las regulaciones necesarias y apoyar el desarrollo de tecnología de punta para enfrentar la crisis de contaminación del aire.

El Día Mundial sin Automóvil es un evento internacional que se celebra cada 22 de septiembre y en el que se alienta a las personas a utilizar el transporte público o no motorizado para desplazarse.

Este domingo, asegúrate de unirte a las celebraciones mundiales y deja tu auto en casa para vivir #SinContaminaciónDelAire.

Aprender a compartir las carreteras

El programa Share the Road del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente apoya a los gobiernos y otras partes interesadas en los países en desarrollo a invertir en infraestructura para peatones y bicicletas. La iniciativa se centra en el concepto de que todos comienzan y finalizan sus viajes como peatones y, particularmente en las ciudades, algunas personas dependen casi exclusivamente de caminar y usar la bicicleta. Sin embargo, los inversores y los gobiernos continúan priorizando el espacio vial para los automóviles.

Respira La Vida - una campaña global por un aire limpio               

Muchas de las ciudades que celebran el Día Mundial sin Automóvil también participan en la campaña #RespiraLaVida, que está dirigida por la Organización Mundial de la Salud, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente y la Coalición Clima y Aire Limpio. La campaña apoya iniciativas para limpiar el aire, promueve el uso de energía sostenible y ayuda a ciudades, regiones y países a desarrollar políticas y programas para reducir la contaminación del aire. Al igual que los días sin automóviles, la campaña Respira La Vida enfatiza las medidas que las personas pueden tomar para mejorar la calidad del aire, por ejemplo, detener la quema de desechos, promover espacios verdes, caminar más o viajar en bicicleta.

Noticias recientes
Reportajes

En los últimos meses, una serie de episodios de contaminación del aire han marcado nuevos récords en toda Asia. A principios del verano, en...